DiscoverIñaki Gabilondo
Iñaki Gabilondo
Claim Ownership

Iñaki Gabilondo

Author: Cadena SER

Subscribed: 4,050Played: 67,903
Share

Description

Cada mañana en 'Hoy por Hoy', la firma del periodista Iñaki Gabilondo
512 Episodes
Reverse
El martes escuchábamos en este programa un testimonio impactante, pero, más aún que impactante, importante. Un representante de los sanitarios a los que hemos aplaudido con emoción desde los balcones, a los que se les ha concedido el Premio Princesa de Asturias, a los que hemos elogiado todos sin excepción, explicaba con gran realismo los terribles momentos que han vivido, la situación en la que se encuentran, físicamente exhaustos y con carencias materiales operativas muy serias que nos hacen vulnerables ante un eventual segundo ataque del coronavirus o ante cualquier otra gran emergencia.Sus palabras impresionaban porque hablaba con el corazón pero también con las tripas, orgulloso de su trabajo pero rabioso por lo que se teme, que el agradecimiento ciudadano no quede en nada, no se traduzca en hechos. Tratar su testimonio como impactante sería someterlo a las reglas del canibalismo informativo vigente, ese que dice que las noticias son de usar y tirar, caducidad en veinticu
New deal, green deal

New deal, green deal

2020-06-3001:43

Boris Johnson anuncia un new deal modelo Roosevelt para salir de la crisis en el Reino Unido. Hasta los conservadores británicos se han convertido al keynesianismo; gasto público a tope. Angela Merkel anuncia el green deal para relanzar la economía europea hacia el futuro. Hasta los democristianos alemanes se han convertido al ecologismo. El keynesianismo a corto plazo y el ecologismo a medio y largo van a ser los raíles por los que circulen muchas políticas fundamentales de ahora en adelante. Será interesante ver cómo se acomodan los partidos, quién se adapta, quién se disfraza y qué contorsiones nos ofrecen para encajar en las exigencias de la realidad fingiendo que siguen fieles a sus recetas de toda la vida y qué efectos terminan teniendo (si termina teniendo alguno) sobre los postulados tradicionales de los partidos clásicos.
El desafío para el Gobierno es conseguir estabilidad presupuestaria sin perder el rasgo social que define su coalición. Para la oposición, su desafío estratégico pasa por entender lo que se resiste a entender: que el Gobierno se queda
¿A dónde mirar? Los rebrotes del coronavirus, los ERTE, la zapatiesta política, las colas del hambre, el crecimiento del TiKToK, el nuevo boom social... todo nos aparece junto, revuelto e interactuando. Es imposible no sentir una cierta nostalgia de los tiempos en los que la actualidad se nos mostraba en ámbitos separados y abarcables. Ahora todo se nos desordena y nos inquieta. Tememos a los rebrotes; la inconsciencia de una minoría (pero que son muchos) extiende el riesgo y aumenta nuestra inseguridad, justo cuando empezamos a movernos y nos disponemos a abrir las puertas al turismo.  Tememos a la crisis; la pelea por la prolongación de una medida de emergencia como los ERTE demuestra que nadie ve cerca el fin de dicha emergencia. Nos desalienta la desunión; la zapatiesta política es solo el aperitivo de la que se avecina. Con el Gobierno más que amarrado a la llamada geometría variable, a la llamada arquitectura imposible; con Ciudadanos y ERC en primera línea de incompatibilidad, agudizada por la posibilidad de las elecciones c
Cada día está más claro lo que hay que hacer, y cada día está más claro lo que no hay que hacer. Lo primero que hay que hacer es minimizar los estragos en este capítulo. Hasta los mayores enemigos del Gobierno tendrán que aceptar la rapidez con que éste se movilizó en ayuda de los más desfavorecidos, lo que evitó una catástrofe en el embate inicial del tsunami.
Como afrontemos el otoño con la desunión presente, vamos a vivir conflictos muy serios y a enfrentarnos con un horizonte muy sombrío, y eso no puede desearlo nadie... O sí puede desearlo a alguien.
La crispación no es sólo la exaltación de gente con sangre caliente la educación sino que hay un negocio de la crispación; un negocio político calculado con frialdad, impermeable por tanto a las exhortaciones bienintencionadas y a las llamadas al orden; diferente también al peligroso efecto contagio en la sociedad.Sin embargo, este es un negocio al que si el CIS tiene razón, les está pasando lo que a todos los negocios en estos momentos, que está en crisis. El barómetro electoral hecho público el miércoles por el CIS dice que en el último mes no se observan variaciones significativas en intenciones de voto. La bronca y el filibusterismo no están rendando.
Ya han empezado a ponerse en marcha todas las geometrías variables, las contorsiones y los equilibrios. El Gobierno, con el recién estrenado apoyo de Ciudadanos, mueve el suelo en el que asentó sus pactos de investidura, aunque quiere seguir contando con todos los que lo suscribieron. La oposición se reafirma en sus alianzas tripartitas aunque el giro de Arrimadas lo haya descolocado y, además, lanza guiños a los socialdemócratas desencantados. Todos son llevadas a la convergencia, los acuerdos y las alianzas.
Hablan los empresarios

Hablan los empresarios

2020-06-1502:15

Los presidentes de Inditex, de Mercadona, del Santander o el BBVA, de Endesa, Iberdrola o Repsol... de la mano de la CEOE, plantearán cómo puede España superar la crisis.
Los que tuvimos la oportunidad de ver desde bastante cerca la tarea desarrollada por el rey Juan Carlos, tanto dentro como fuera de España durante los años de la Transición, daremos siempre testimonio de la importancia de su papel. Dentro, como pilar que sostenía las distintas cargas del edificio en construcción; y fuera, como el mejor embajador imaginable. Lo digo porque lo vi en medio mundo.Gracias a sus buenos oficios todos los países saludaban a la nueva democracia española como una realidad cuajada cuando aún distaba mucho de serlo, y ese reconocimiento internacional ayudaba a su vez a la sociedad española a confiar en que la democracia iba en serio.Así nos hicimos Juancarlistas sin ser monárquicos. Fue una conversión casi generacional, y cometimos un error decisivo. "El rey no tenía corte", decíamos como elogio; y era verdad, pero tenía algo mucho más peligroso: libertad para campar a sus anchas sin norma, sin Estatuto, sin reglamento o algo parecido que precisara ese brumoso que hacer de arbitrar y moderar el funcionamiento regular de las instituciones, y lo que es más grave, sin escrutinio político alg
La nueva normalidad

La nueva normalidad

2020-06-1001:56

A medida que van bajando las aguas de la gran pandemia reaparecen los asuntos aplazados. Uno de ellos, el de las presuntas irregularidades del rey emérito, que después de muchas idas y venidas, muchas vueltas y revueltas, se acerca al final de la escapada. Un asunto con gran capacidad desestabilizadora. En primer lugar, naturalmente, por la propia enjundia de los hechos objeto de investigación, de los que se venía ocupando la Fiscalía Anticorrupción y que a partir de ahora corresponderá a la Fiscalía del Supremo.Vaya por delante la presunción de inocencia, como es natural, pero se indica que se ven indicios de delito en las comisiones abonadas en la segunda fase del AVE a La Meca, hechos posteriores
Por fin los viejos aparecen en la pista central del coronavirus. A pesar de que constituyen la aplastante mayoría de las víctimas y a pesar de que las residencias son, de larguísimo, el epicentro del drama nacional, las miles de muertes de ancianos solos y abandonados en todos los rincones de España han sido consignadas sin especial interés en profundizar en el asunto. No han tenido ni jueza Medel ni coronel De los Cobos merodeando por su tragedia, ni políticos justicieros saliendo en su defensa, Cayetanas airadas, ni flamear de banderas ni caceroladas.  Y por razones bien deprimentes, porque los viejos importan poco nada, y porque el problema de las residencias, como responsabilizaba a todas las comunidades autónomas, es decir, a todos los partidos, no valía como arma contra el Gobierno. Ha sido necesario un escándalo mayúsculo como el de la Comunidad de Madrid y esa orden, que no borrador, de no trasladar ancianos de la residencia de hospitales y la insistencia de algunos medios, de forma muy destacada Infolibre, para que los ancianos aparezcan como protagonistas.Y ahora hace falta que, en efecto, lo sean, que el escándalo político se esclarezca, claro, pero que la noticia no nos intereses sólo por el ruidoso choque de los dos socios en el Gobierno de la Comunidad, Ciudadanos y PP, y el morbo de ver si rompen, por cierto, esperanza absurda. Por muy lejos que lleguen en sus disputas, e
Perdonen que no me detenga en el debate de ayer. Casado y Abascal han optado por la discordia y la guerra sin cuartel, como siameses y sin disimulo. Solo espero que los ciudadanos estén tomando nota. Me resisto a prestar atención a su juego de patriotas antipatriotas mientras quedan orillados los debates fundamentales en los que nos estamos jugando el futuro. Vuelvo a la carga sobre eso, porque no puedo entender que estemos dejando pasar lastimosamente el tiempo para reflexionar sobre lo que nos espera cuando la crisis nos muestre su verdadero rostro, cuando veamos la cara al problema, cuando muchas empresas naufraguen y muchos ERTE se conviertan en ERE.El Gobierno está haciendo un trabajo excelente en la protección de los más desfavorecidos, ni sus mayores enemigos pueden regatearle el este mérito, pero no podemos ni soñar con un presupuesto bien apuntalado para la reconstrucción, ni un consenso mínimo para abordar una modernización que es insoslayable. La crisis ha desnudado nuestras fragilidades y si no aprovechamos la oportunidad que la crisis nos brinda vamos a dejar escapar un tren importantísimo.Debates fundamentales decisivos para marcar nuestros próximos cinco diez años; anteayer mismo los resumían brillantemente los tertulianos de Hoy por hoy, la re
El coronel Pérez de los Cobos no podía en modo alguno filtrar, ni a la dirección de la Guardia Civil ni al ministro de Interior ni a nadie, el contenido de la investigación sobre la concentración del 8 de marzo elaborado requerimiento de la juez Carmen Rodríguez Medel. Si la dirección de la Guardia Civil o el ministro le hubieran presionado para que lo hiciera estaría cometiendo una irregularidad muy grave, seguramente delictiva, pero ¿debía el coronel De los Cobos ir poniendo al día a la dirección de la Guardia Civil y a las autoridades el Ministerio sobre la marcha de los trabajos, aún reservándose el contenido o tampoco? Porque este es el estrechísimo pasillo de sutilezas florentinas en el que nos encontramos tras la nota reservada revelada ayer por El Confidencial, en la cual se explica el verdadero motivo del cese del coronel de la Gu
Trump en el bunker

Trump en el bunker

2020-06-0202:02

El servicio secreto escondió a Donald Trump en el búnker de la Casa Blanca por las protestas por la muerte de George Floyd, Trump es un peligro  para su país y para el mundo.  A Vox le gusta
A Pablo Casado ¿prefiere que España supere la crisis aunque sea con un gobierno de Sánchez o prefiere que España se atasque con un gobierno de Sánchez? A Pablo Iglesias, ¿quiere que esta comisión de reconstrucción cuaje o que no cuaje para mantener el rumbo ideológico?
loading
Comments (1)

I P

Señor Iñaki, usted habla con demasiada seguridad para saber lo que pasa tan lejos de donde está usted.

May 10th
Reply
Download from Google Play
Download from App Store