DiscoverLATINO LIBRE USA
LATINO LIBRE USA
Claim Ownership

LATINO LIBRE USA

Author: Jessica Aliaga-Froelke

Subscribed: 0Played: 3
Share

Description

En Latino Libre USA compartiremos las experiencias de los inmigrantes; como tú y como yo, que en el camino de cumplir el Sueño Americano los obstáculos desafíos y problemas.Cada invitado nos contará sus experiencias y que consejos nos pueden compartir. El acceso al crédito es un tema tabú que abordaremos y aprendemos juntos como manejarlos, aprenderemos a reconocer la explotación financiera y lograr nuestra libertad Financiera.#latinousa #libertadfinanciera #creditoparalatinos #itin
47 Episodes
Reverse
Linda Marquez, viuda, de 32 años de edad, mexicana, llegó a Estados Unidos hace apenas 7 años, con sus dos hijos de 6 y 3 años de edad, respectivamente. Actualmente, es agente inmobiliaria y además es experta en declaraciones de impuestos. Soy agente de bienes raíces en el estado de Minnesota, también preparo impuestos para todos los estados de la Unión Americana, Linda narra, pase por muchos trabajos, el primero en una franquicia de hamburguesas, después trabajé en limpieza, en una panadería, repartía periódicos, vendía comida para grupos de construcción, trabaje en una imprenta. Luego como subcontratista de un grupo de construcción. La mala experiencia la tuvo en un restaurante mexicano como mesera, porque los dueños hacían comentarios despectivos contra los emigrantes, además del salario bajo. Refiere Linda que decidió crear su propio negocio debido a la necesidad de independizarse, para tener tiempo y libertad para sus hijos. Pienso que como padre hay que dar una buena calidad de vida para los hijos, agrega. Decidir y hacer lo que uno se ha propuesto, no esperar ayuda de nadie,
Alondra Rodríguez Aceiton, chilena, vive en los Estados Unidos desde hace siete años, tres de ellos en Oregón y el resto en Minnesota. Es copropietaria en una firma de comunicaciones bilingüe, con ayuda de dos traductoras. La firma, modifica, adapta, comunica, los mensajes de inglés a español, y viceversa, de diferentes formas, de manera que las personas de la comunidad latina puedan entenderlo. Alondra dice que el fin es lograr hacer más accesible la información que existe en los estados Unidos, para la comunidad latina, a través de traducciones, interpretaciones, y para ello apoyan a organizaciones, entidades públicas, negocios, en este objetivo. Se decidió en este negocio cuando, en su primer contacto con latinos en Oregón, en un mercado, vio a una mamá con su hija, hablando muy bajito, casi susurrando, para que no oyeran que hablaban español. Avergonzadas.
Karina Norberg es abogada y maneja casos de compensación laboral de trabajadores de Minnesota que se lesionaron en el trabajo o contrajeron una enfermedad ocupacional y buscan los beneficios que les corresponden. Tiene un compromiso genuino de asegurar para sus clientes la máxima cantidad de compensación posible para cubrir sus facturas médicas, reemplazar salarios perdidos y otros gastos relacionados con accidentes de trabajo. Karina Norberg, es peruana, inmigrante, 42 años de edad, vive en Minnesota, ciudad de Eagan. Manifiesta que emigró a los Estados Unidos en mayo del 2008 y lleva viviendo en Minnesota 14 años. Dice que se decidió a la ayuda legal, luego de comprobar que los inmigrantes, principalmente latinos, nunca reclamaban derechos cuando se accidentaban por miedo a los empleadores. La profesional peruana estudio derecho en Perú y visitó estados Unidos para estudiar una maestría en gestión pública. Tuvo que estudiar otros tres años más para obtener el título de abogado en EE.UU.
MEXICANA CREA FUNDACIÓN PARA APOYAR A QUE INMIGRANTE PUEDA HACER VALER SUS DERECHOS EN EL SISTEMA DE SALUD AMERICANO
Alex Vargas, es un colombiano que llegó a Minnesota hace 30 años, para trabajar en una empresa editorial que elaboraba libros para la enseñanza del idioma español, lo cual hizo durante más de 28 años. En la actualidad, y desde hace año y medio, se dedica a su compañía de bienes raíces, especializada en alquilar y vender casas a las familias latinas que muchas veces por las barreras del idioma no pueden realizar las gestiones. Ayudo a la gente que no habla inglés, dice Alex. Refiere que estudió Comunicación Social en la Universidad Javeriana, de Colombia, donde se graduó. En ese entonces se presentó una oportunidad de trabajo, de una compañía editorial para revisar los textos que imprimía para la enseñanza del español en los EE.UU. Una editorial en St. Paul buscaba un nativo para que les ayudara a elaborar materiales para la enseñanza de la lengua española en EE.UU.
Aunque nació en El Paso – Texas, y es estadounidense, Deborah Ramos, estudio en la Universidad, nunca olvidó sus raíces mexicanas, y se graduó en Bellas Artes. Es curadora artística, ha propiciado y organizado “El Festival de las Calaveras”, con tanto éxito que la estampa del folklor mexicano se celebra todos los años en Minnesota. Deborah no está satisfecha, porque en la actualidad alienta, a los inmigrantes, de otros países latinoamericanos a que no olviden sus raíces y puedan mostrar las riquezas de su cultura. Refiere que le nació desde pequeña estudiar arte, porque su familia era muy creativa, hacían bonitos bordados. Asimismo, tenía un primo con mucho talento creador y juntos hacíamos proyectos artísticos. La influencer explica que en esos tiempos la galería organizaba el día de los muertos, desde una perspectiva artística. Me integre como voluntaria, agrega, luego pase a ser parte del personal, Desde los 90 trabajando en la comunidad con artistas latinos.
Vendió su casa, solicitó préstamos de varios bancos, busco socios financistas, y lo logró. Lucila Davila, natural de Puerto Rico, quien se mudó a Minnesota cuando tenía 25 años de edad, estudió en la universidad y se graduó como maestra bilingüe, abrumada porque la educación para los latinos en los EE.UU, no corresponde a la realidad, primero modificó los planes de estudios para latinos y creó una escuela donde la enseñanza está basada en la cultura, costumbre y tradición, latina. Actualmente, Lucila cuenta con 53 años de edad, y se mantiene firme en su propósito de que los niños y jóvenes latinos no estén exentos de métodos de enseñanza que no les hagan perder su identidad. La maestra refiere que cuando entro a trabajar en las escuelas públicas se dio cuenta de que la cultura hispana estaba creciendo muchísimo, había niños de muchos países. Pero no existían los textos ni material necesarios para enseñarles adecuadamente. Al entrar a los salones me di cuenta de que habían muchos niños que no podía comunicarse, transmitir los que sabían, lo que sentían, anota.
Vive en el Estado de Nebraska, Omaha, Gullermo Díaz. Colombiano que llegó a los EE.UU. hace 32 años y paso furtivamente por Los Ángeles y otros estados. Aclara que, a pesar de todos los años, se sigue adaptando al frío. Se aventuró en el viaje por la oportunidad de salir adelante, ser una persona más activa en la comunidad. Buscar una mejor vida. Salir adelante en todo punto de vista. A quienes buscan ser inmigrantes aconseja que sigan con sus sueños, no importa el clima, que vengan con meta de superarse. Dice que aprendan la cultura, intégrese a la comunidad y estudie porque eso es lo que paga. Además, el adaptarse debe ser positivo, para ser mejores personas y con ello se pueda influenciar a otros. Respecto al crédito, anota que se aprende de mil maneras la importancia del crédito, Debemos organizarnos y crear tu crédito personal. Porque tarde o temprano lo vas a necesitar, señala. También manifiesta que se debe tener en cuenta que para lograr todos los objetivos hay que tener crédito.
Baltazar de Anda Santana, quien dirige, Latino Academy en Wisconsin es un mexicano, de Guadalajara, Jalisco, que llegó a EE.UU. hace 22 años, atraído por el sueño americano. Conmovido por el trabajo no calificado al que están sometidos los latinos, decidió fundar una academia donde se aprende tecnología, manufactura y transporte. Baltazar señala que estuvo 16 años indocumentado, y que llegó a comprender que sin preparación o estudios es muy difícil progresar en Estados Unidos, así que estudio en la universidad, se graduó y decidió emprender con la Academia, para dar mejores oportunidades a los jóvenes inmigrantes. Agrega que a los inmigrantes la mayoría de las veces les dicen que no a todo, pero ese obstáculo se puede superar. Cuando crucé la frontera sentí pavor, empecé a trabajar, mi hermana me llevó a un restaurante para empezar. Me dijo que me comportara gentilmente con el propietario, Al empezar a trabajar yo no tenía mucha experiencia en el idioma, me acuerdo que tomé una orden de cajero. No sabía lo que era el valor de un dólar. Cometí un error y un cliente me dijo que aprendiera inglés, llore de impotencia. Decidí prepararme y además ir a la universidad.
Victoria, radica 23 años en Minnesota, cuenta que los primeros años en EE.UU, fueron difíciles, tenía dos hijos pequeños y no sabía lo que iba a pasar. Relata que su esposo se mudó aquí, cuando tenía 20 años de edad, buscando el sueño americano, de mejores oportunidades, mejor situación económica. Vine para reunirme con mi esposo, fue una etapa muy difícil. Fue bastante difícil empezar de cero, porque yo no tenía ninguna conexión en EE.UU. Estaba sola con mi esposo, cuyo trabajo no tenía conexión con mi profesión, sin embargo, en el camino se presentaron algunas personas que me dieron ciertas pautas, señala la peruana. Agrega, empecé como voluntaria en el pre escolar de mi niña, donde la mayoría de las profesoras eran afroamericanas o africanas, me apoyaron mucho a comprender el sistema. Luego tuve el apoyo de un programa de aquella época, lo que se llama ahora Think small, destinado al cuidado de niños, vi que había muchas mujeres dedicadas al cuidado de niños para poder solventarse y poder cuidar a sus propios niños.
Gustavo Roso, es un argentino que nació el año de 1974, en un pueblo pequeño de menos de 10 mil habitantes, en la provincia de San Luis. Relata que el año 2000 emigró a Norteamérica, y con 25 años de edad empezó a aprender inglés, estudió fotografía, diseño, sonido, arte y video, “me gradué de productor de video digital”. En la Universidad me la pasaba en la biblioteca, aprendiendo otras especialidades de las que me gustaban, relacionadas con la edición. Ahora que tengo mi negocio, todo ello me sirve para dar un buen servicio en la producción de videos. Hacía mucho trabajo de voluntario. Después de 20 años en EE. UU, el secreto está en las relaciones. Por ello estar de voluntario es bueno. Gustavo afirma que el crédito es altamente importante, “yo me considero exitoso, pero sigo trabajando en mis finanzas”, anota. Agrega, si no tenemos un buen crédito en este país no podemos hacer nada.
Betty Elizabeth Carrillo Sandoval, mexicana de 53 años de edad, profesional Contadora, vendió todo en su país para venir a los EE.UU. hace 20 años. Ahora es una pastora evangélica que su Iglesia se dedica a ayudar a todos los latinos que recién llegan a los EE. UU, no tienen a nadie, no hablan el idioma, y apenas pueden conseguir trabajo. Betty cuenta “nosotros teníamos en México una compañía, y somos gente que estudiamos, quisimos levantar un negocio, pero lamentablemente, las compañías gigantes nos envolvieron y nos hicieron quebrar. Dijimos, vamos a EE. UU a probar, unos seis meses, esa fue la motivación de emigrar. Trabaje en una compañía donde empleaban latinos porque la mano de obra la hacían los latinos. Me impresionó ver todas esas familias, que venían de Ecuador, Colombia, de distintos países. Que estaban buscando la oportunidad, como yo la estaba buscando. Todos venían por el mismo objetivo, el sueño americano.
Cenia Badillo, mexicana, de Veracruz, 48 años de edad, ayuda en Minnesota a la gente, a hacer el sueño de la casa propia. Refiere “hace 21 años, tuve la oportunidad de venir a vivir a los EE.UU, y la verdad ha sido muy hermoso, ha sido un proceso y a lo largo de los años he llegado a valorar los cambios de ese proceso. La mejor anécdota que recuerda Cenia es la de un latino que había trabajado en una empresa, en EE.UU, durante 21 años y nunca se había comprado una casa. Yo le dije, tienes que tener dinero y me dijo que tenía ahorros. Cuando me dijo la cifra casi me caigo de espaldas, le dije, te alcanzaba y sobraba para el enganche. Les había preguntado por qué no lo intentaron antes. Me dijeron que el miedo. La familia había vivido 11 años en el mismo departamento. Celia afirma; “Se tiene que difundir información, para que todos entiendan y no tengan miedo al momento de tomar decisiones.”
Maria Moreno Farias, 45 años, ecuatoriana, habita en el estado de Minnesota, desde hace 33 años, de ser hija de madre soltera, se convirtió en exitosa broadcaster es agente de bienes y raíces. Conduce un programa radial bien interesante, “Hablando entre Panas”, además es agente de bienes y raíces, “para que los latinos no sufran y no sean timados por inescrupulosos cuando quieren comprar una casa”, dice. Maria cuenta que hace 33 años no había, como ahora, entidades como Latino Libre USA o Hispanic Solutions Group, para que puedan ayudar a los hispanohablantes recién llegados. Anota “ahora hay más puertas que se han abierto, y uso mi experiencia, no solo para mi Show, sino también en lo que hago de bienes raíces”. Me encanta trabajar con los que por primera vez van a comprar una casa, me complace ver los rostros de alegría y satisfacción que ponen los nuevos propietarios, así mismo enfáticamente sentencia que en EE. UU si no tienen un buen crédito establecido van a tener problemas para todo. A veces uno no comprende lo del crédito, porque cuando estaba en la universidad tenía una tarjeta de crédito con mil dólares de fondos y me tentaba comprar ropa, zapatos, gastar. No hacía el pago a tiempo, en ese entonces no te enseñaban, afirma Maria.
Marian Sanchez, nacida en Cusco – Perú, de 51 años de edad, hace más de 20 años radica en Minnesota y se ha convertido en empresaria de eventos de moda, para introducir creaciones de creadores y productores latinoamericanos en los mercados de esta parte de los EE. UU. Complementa esta importante actividad organizando eventos artísticos dedicados a las costumbres y folklore de los diferentes países latinoamericanos, para que los residentes puedan tener oportunidad de reunirse, departir, interrelacionarse, no olvidar raíces y alejar la nostalgia de sentirse lejos del terruño. Marian explica que cuando llegó a Minnesota, le extraño que las personas no se juntaran entre sí, ni jóvenes o adultos, para conversar o departir, tal como se hace en Sudamérica. “Lo primero que me llamó la atención es que no hay la interrelación tan fuerte entre todos los que conviven aquí”, dice. Marian tenía algo de experiencia como productora de eventos, para avisos publicitarios de televisión en el Perú, también de organizar y promover presentaciones artísticas. Es así como en Minnesota se puso en contacto con el dueño de la discoteca y restaurante La Conga para organizar las llamadas Noches de Rock en español, todos los miércoles. La iniciativa fue un éxito, acudió mucha gente que tenía el problema de poder juntarse con sus paisanos. Marian señala “tuvieron oportunidad de encontrarse con sus compatriotas, latinoamericanos, su música, su cultura. Venía gente inmigrante, de Chile, Argentina, Perú, de toda Latinoamérica, la experiencia resultó muy bonita”. “Ahora ya se crearon clubes, y abrieron restaurantes típicos latinoamericanos donde la gente se reúne”, afirma Marian.
Mara Lopez, de 57 años de edad, hondureña, de Tegucigalpa, llegó a Minnesota hace 20 años, sin embargo, al cumplir los 7 primeros años fue deportada, por indocumentada. Retorno a EE. UU. y empezó nuevamente de cero. Actualmente, se ocupa en ayudar a otros latinoamericanos indocumentados para que no sean estafados como lo fue ella. Vine como muchas personas, con muchas ilusiones, y hacer realidad el sueño americano. Con mis dos hijas, mi hija mayor de 14 años de edad, y mi otra hija de 6 años de edad. Su esposo también indocumentado, trabajaba de mecánico y cuando cumplieron 7 años de estadía decidieron comprar una casa, no pudieron porque eran indocumentados, aun así, consiguieron una vivienda en la que el dueño se mudaba a Houston, y les vendió el inmueble solamente firmando documentos con testigos de la iglesia. Para mala suerte, Mara y su esposo fueron detenidos por personal de migraciones y deportados. Sus hijas se quedaron con su hermana que tenía residencia. La hondureña no podía estar lejos de sus hijas, por lo que junto a su esposo retorno a los EE. UU., a Minnesota, pero para empezar de cero. Mara señala que ahora se dedica a orientar a los inmigrantes indocumentados, porque no quiere que pasen lo que ella vivió. “Desde ese entonces empece a enterarme de los procedimientos, para ayudar a otros inmigrantes indocumentados”. La vida aquí es dura, primero la barrera del idioma, también el no poder conseguir trabajo por no tener documentos.
Karla Arceo, es mexicana, de 41 años de edad, y es presidenta de la compañía de construcción, Frida Drywall Systems LLC. en Minnesota, se quedó en los EE. UU. atraída por el llamado “país de las oportunidades”. Desde siempre tuve unas metas bien establecidas, donde estoy, no olvidar de dónde vengo y a donde voy, además cuando tiene metas bien fijas las cumples, yo lo he hecho, dice Karla. Cuando llegue a los EE. UU. trabaje de todo, en Pizza Hut, trabajos de oficina en diferentes lugares. Lo bueno de ello es que cualquier trabajo te enseña algo. Cuando fundamos la empresa el sueño de mi esposo era ofrecer un buen pago a los trabajadores, lo cual se viene cumpliendo. La empresaria afirma que es básico el tema del crédito, porque define tu estado financiero y las oportunidades que vas a tener en el futuro económicamente.
Jairo Coronel es un comunicador venezolano, de 40 años de edad, y que radica apenas 5 años en los EE. UU., en Minnesota, donde además de tener programas de radio, se dedica como profesor de niños. Soy un venezolano con ganas de seguir adelante que no se doblegó con el régimen existente en Venezuela. Soy una persona que le encanta decir sus opiniones y por eso no puede seguir en Venezuela. UU. es un país de oportunidades, pero hay que esperar a que llegue el momento. En este país me ha tocado trabajar en el área de la educación. En Venezuela también lo hacía enseñando comunicaciones. Ahora me desempeño en educación de temprana edad. A la educación en EE. UU. le falta profundidad, le falta crítica, lo tienen todo, pero no hay sentido de pertenencia, está muy mecanizada y robotizada, anota. También explica que no se debe tener miedo a aprender un Idioma, porque el potencial mayor es ser bilingüe.
De 31 años de edad, Nacida en Nueva York y creció en Cuernavaca – México. Crhistian Palacios, es una Licenciada en Derecho y estudios de Maestría. Junto a su familia de 5 integrantes, todas mujeres, se estableció en Minnesota y de la nada fundó Nueva Visión Latinoamérica. PROGRAMA DE REUNIFICACIÓN FAMILIAR, que atiende a clientes de más de 20 estados de los EE. UU. Refiere que el año 2016 viajó a los EE. UU. “Me traje a mi hija, mi mamá, mi abuelita y a mi hermana, cinco mujeres solas”. Trabajo primero en una guardería, que cerró, por lo que busco otro trabajo similar, donde la trataban muy mal, pero donde la realidad le enseñó que muchos inmigrantes requerían de ayuda. Es así como en sus tiempos libres se dedicó a ayudar a los inmigrantes a que traigan parientes a los EE. UU. por medio de una visa especial de unificación familiar. Me decidí a emplear mis conocimientos y empecé a ayudar a otra gente a traer a sus familiares a través de una visa, en programas de reunificación familiar.
Zeenyace Flores Robles, de profesión intercesora, mexicana del estado de Morelos, quien llegó a los EE.UU. a los 2- 3 años de edad, el año de 1993. Trabaja ayudando a mujeres violentadas, y en su práctica profesional, menciona que no sólo existe violencia física, psicológica, y otras variantes, sino también financiera. “El abuso financiero existe, pero actualmente no se puede hacer nada, como por ejemplo cuando el hombre le dice a la esposa o pareja, vamos a comprar un carro, pero tu nombre no saldrá en el título de propiedad. Igualmente, cuando tu pareja te quita tu tarjeta de crédito y la usa para beneficio personal, sin avisarte. Otra forma de abuso financiero es cuando el esposo prohíbe a la mujer trabajar, tampoco crear su crédito. Muchas mujeres dicen “mi esposo se hace cargo del crédito, de mis finanzas”, y eso es abuso”, señala la profesional.
loading
Comments 
Download from Google Play
Download from App Store