DescubrirNoosfera
Noosfera
Claim Ownership

Noosfera

Autor: La Razón

Suscrito: 46Reproducido: 1,208
compartir

Descripción

Noosfera es un podcast para hablar de ciencia con quienes la hacen posible. Cada semana tendrás una hora de tertulia entrevistando a profesionales de diferentes disciplinas científicas yendo de la relatividad numérica a la evolución viral. Presentado por Ignacio Crespo (@SdeStendhal) y con la colaboración de Alberto Aparici (@cienciabrujula), Daniel Gómez (@amloii) y Jordi Pereyra (@CienciaDeSofa).
Te damos la bienvenida a Noosfera, el podcast de ciencia de la razón.
38 Episodes
Reverse
Dicen que si yo me como dos pollos y tú uno la estadística dirá que cada uno nos hemos comido un pollo, pero es mentira. La estadística dirá que “de media” cada persona ha comido un pollo. Si nos dedicamos a intuir por ciencia infusa el significado de “media” es probable que creamos que cada persona ha comido un pollo, pero la mentira nos la estamos contando nosotros, no la estadística. Es hora de reivindicar un poco esta disciplina tan denostada y torturada. Sin estadística no existiría la ciencia tal y como la comprendemos y ofrece algunos de los criterios más garantistas que tenemos para obtener nuevo conocimiento. Con lo extendida e influyente que es, dominarla es casi un superpoder, así que, ¡empecemos!Santi García Cremades es matemático y divulgador científico freelance que trabaja como colaborador de RTVE y Atresmedia. Tiene un Máster en Matemática Avanzada sobre Teoría del Caos y es doctorando en Matemática Aplica en la Universidad Miguel Hernández de Elche. Su investigación se basa en el desarrollo y aplicación de modelos genómicos de muestras caso-control de Alzheimer, y ahora está investigando sobre modelos multivariantes de análisis de la pandemia en España. Es profesor de la Universidad Miguel Hernández Autor del libro Un Número Perfecto y colaborador en distintos programas de TV y radio, como experto científico en el ámbito de las Matemáticas y Estadística. En TV, es colaborador de A La Ventura (À Punt) y ha sido colaborador y reportero en Órbita Laika y La Aventura del Saber (La2 TVE). Ha participado en Late Motiv (#0), Espejo Público (Antena 3), Levante TV y habitualmente en La7 TV Región de Murcia. Ha sido invitado para comunicar los datos estadísticos durante la pandemia en La Sexta Noche, Liarla Pardo (La Sexta), Informativos de Antena 3 con Vicente Vallés y en La Mañana de TVE. Autor del canal de Youtube Raíz de Pi. En radio, dirige y presenta el programa Raíz de 5 (Radio 5 RNE, 5 Temporadas), es colaborador de Más de Uno con Carlos Alsina (Onda Cero) y de Gente Despierta con Alfredo Menéndez (RNE) y ha colaborado en 3 temporadas de Las Mañanas de RNE (2015-18). Y ha dado más de 500 charlas-espectáculo por Teatros, Museos, Institutos y Bares, c@ntando el lado más divertido de la ciencia.
De las 620 personas que han sido premiadas con un Nobel de física, química, medicina o fisiología, solo 22 han sido mujeres. Podemos pensar que esta proporción es normal, a fin de cuentas hace unas décadas la cantidad de mujeres en la universidad era mucho menor. Sin embargo, hablamos de que solo un 3,6% de los premios los han recibido mujeres. Hace décadas que los porcentajes de mujeres en la amplísima mayoría de carreras superan con creces ese porcentaje, y sin embargo, parece no reflejarse en los premios. ¿Qué está pasando? ¿A qué se debe esta diferencia? ¿Sigue habiendo desigualdades de género en la ciencia?Para hablar sobre ello tenemos con nosotros a Marta Macho-Stadler es matemática especializada en topología, doctora en Matemáticas por la Universidad Claude Bernard de Lyon y profesora de la Universidad del País Vasco. También es la responsable de las secciones de Literatura y Matemáticas y de Teatro y Matemáticas en el Portal DivulgaMAT de la Real Sociedad Matemática Española. Asimismo, es editora del blog Mujeres con ciencia de la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU. En 2015 recibió el Premio igUAldad de la Universidad de Alicante y una de las Medallas de la Real Sociedad Matemática Española. En 2016 se le concedió el Premio Emakunde y en 2019 el nombramiento de Ilustre de Bilbao «por su labor como divulgadora científica y por visibilizar el papel de las mujeres en la ciencia».
Saurópodos, el término elegante para referirnos a esos dinosaurios de cuello largo que conocemos desde niños. Bajo su descomunal peso y su imposible cuello había una estructura ósea capaz de soportarlo casi todo, una obra de arte que, miles de millones de años después de haberse extinto nos sigue dando pistas sobre cómo eran en vida, sobre su crecimiento y su alimentación, sobre su salud y su enfermedad y precisamente de esto hablaremos en el episodio de hoy.Saurópodos, el término elegante para referirnos a esos dinosaurios de cuello largo que conocemos desde niños. Bajo su descomunal peso y su imposible cuello había una estructura ósea capaz de soportarlo casi todo, una obra de arte que, miles de millones de años después de haberse extinto nos sigue dando pistas sobre cómo eran en vida, sobre su crecimiento y su alimentación, sobre su salud y su enfermedad y precisamente de esto hablaremos en el episodio de hoy.Para ello tenemos con nosotros a Francesc Gascó Lluna es licenciado en Biología por la Univecialidad es la biología de los dinosaurios saurópodos. Es divulgador científico desde 2006, autor del blog y canal de YouTube "El Pakozoico", y miembro de la plataforma "Scenio" de divulgación científica en internet. Colaborador del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED desde 2016 en el estudio de dinosaurios de Castilla-La Mancha. Es coautor de "Jurásico Total" junto a la escritora Sara Cano y de "La Paleontología en 100 Preguntas" junto a la también paleontóloga Adriana Oliver.
Conocemos bien la forma de nuestro planeta, sabemos nombrar a nuestros vecinos cósmicos y que orbitamos en torno al Sol. También tenemos claro que esa estrella a la que damos vueltas es solo una de las cientos de miles de millones que forman nuestra galaxia, pero ¿qué hay más allá? ¿Cómo se relacionan todas estas galaxias entre sí? ¿Qué estructura tiene el universo a gran escala?Para ello tenemos con nosotros a Ana Salvador, que es licenciada en física, hizo un máster de física teórica y es doctora en cosmología por la Universidad Autónoma de Madrid. Se dedicaba a estudiar cómo se distribuyen las galaxias en el universo con datos de la colaboración Dark Energy Survey, a la que pertenecía. Mientras hacía el doctorado se dio cuenta de que la investigación no era lo suyo y empezó un máster de profesorado en la UNED mientras terminaba la tesis. Cuando terminó el doctorado puso en marcha el proyecto Acoge a un científico, en el que estuvo dos años y medio viajando por Latinoamérica divulgando ciencia. El proyecto terminó por la pandemia, pero siguió con la divulgación en su canal de youtube Anisotropía. Y ahora está haciendo un máster de cultura científica a la vez que estudia para las oposiciones de docentes de secundaria.)
Se calcula que, en el mundo, hay 425 millones de personas que padecen diabetes. Esto viene a ser un 8,8% de las personas entre 20 y 79 años, casi una de cada 10, y prácticamente todos conocemos a más de 10 personas. Por si esto fuera poco, la diabetes parece ser una de esas enfermedades que tiende a aumentar su prevalencia a medida que pasan los años, y las previsiones para la próxima década no son demasiado optimistas. Por esto y por muchos motivos más, la búsqueda de tratamientos eficaces e incluso definitivos, es una de las ramas más relevantes de la investigación biomédica.Para ello tenemos con nosotros a Adrián Villalba, que es doctor en Inmunología por la Universidad Autónoma de Barcelona y autor del libro “Madre no hay más que una” sobre células madre. Actualmente trabaja como investigador posdoctoral en el Institut Cochin (se pronuncia más o menos así: Coshán) de París. Allí investiga cómo se forman las células productoras de insulina durante el desarrollo embrionario humano con el objetivo de descubrir nuevas formas de producir estas células en el laboratorio.
No todas las galaxias son idénticas, algunas de ellas tienen un centro bastante activo. Desde la periferia puede que pase desapercibido, pero en el núcleo de ciertas galaxias hay un gran agujero negro en proceso de engullir materia. Este detalle hace de algunas galaxias las orgullosas poseedoras de un Núcleo Activo. Y hay más, porque parte de esta materia que devora la expulsa a través de poderosos chorros perpendiculares al disco, dándole esa exótica forma que hemos asumido que tienen tantas otras galaxias. En este episodio hablaremos sobre esos núcleos activos y lo que en ellos se esconde.Laura Hermosa es graduada en Física por la Universidad de Oviedo y máster en Astrofísica en la especialidad observacional e instrumentacional por la Universidad de La Laguna. Actualmente está realizando su tesis doctoral en el Instituto de Astrofísica de Andalucía - CSIC en Granada sobre Núcleos de Galaxias Activos. Aparte de la investigación, también se dedica a la divulgación científica en el canal de YouTube "Ciencia XL".
Los microorganismos tienen una merecida mala fama, pero no nos engañemos, eso no quiere decir que sea lo único que merezcan. Parientes cercanos de algunas de las bacterias y hongos más temibles, resultan ser grandes benefactores de la humanidad. Puede que nos suene la fermentación por levaduras, gracias a la que tenemos el pan y la cerveza, pero los beneficios de los microorganismos no se quedan solo en la tecnología alimentaria, ni siquiera en la tecnología a secas. Lo cierto es que les debemos tanto nuestra enfermedad como nuestra salud y, entenderlos realmente, implica conocer las dos caras de esta moneda a la que llamamos microbiología.Para ello tenemos con nosotros al Prof. Ignacio López-Goñi, Doctor en Biología y catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra. Fue investigador postdoctoral en las Universidad de Berkeley y de Columbia en EE.UU. Su investigación se ha centrado en el estudio de la virulencia de las bacterias y el desarrollo de nuevas vacunas. Compagina su labor docente e investigadora con una intensa actividad de divulgación científica a través de blogs y redes sociales. Ha publicado “¿Funcionan las vacunas?”, “Microbiota, los microbios de tu organismo”, “Virus y pandemias”, “Princesas de cristal” y recientemente “Preparados para la próxima pandemia: reflexiones desde la ciencia
Vivimos en la era de la información, o eso dicen. El motivo es que gracias a los ordenadores podemos compartir información con más velocidad de lo que lo habíamos hecho en toda la historia de la humanidad, y por lo tanto, llegar a más gente que nunca. No obstante, es un nombre algo extraño si tenemos en cuenta que, con la imprenta, también se consiguió una forma de llevar la información a más gente que nunc, nuestra era de la información ha sido precedida por otras menores, pero ¿será sucedida por una nueva y más gloriosa era de la información? La respuesta puede estar en la física y es hora de hablar en Noosfera sobre información y computación cuántica.Para ello tenemos con nosotros a Patricia Contreras Tejada, que es graduada y máster en matemáticas y física por la Universidad de Bristol y máster en filosofía de la física por la Universidad de Oxford. Ahora investiga en información cuántica en el Instituto de Ciencias Matemáticas del CSIC. Ha co fundado la red internacional BYMAT - Bringing Young Mathematicians Together para apoyar y cohesionar a la comunidad joven matemática, es miembro de la Comisión de Mujeres y Matemáticas de la Real Sociedad Matemática Española y ha divulgado en diversos medios como ABC, El País y La Sexta.
Hay cosas que damos por hecho y en las que no reparamos demasiado, pero ¿te has parado a pensar en dónde vives? De eso vamos a hablar hoy en Noosfera, pero no me refiero a tu piso, ni tu calle, ni tu ciudad. No hablo de un país ni de un continente, ni siquiera me interesa ahora mismo nuestro planeta. Hablo de la Vía Láctea, ese remolino de estrellas, planetas y cuerpos menores en el que estamos embebidos. ¿Qué forma tiene? ¿Cómo podemos saberlo? ¿En qué lugar de la galaxia estamos nosotros? Para hablar sobre ello tenemos con nosotros al experto Carlos González.Carlos González se licenció en física en la Universidad de La Laguna, donde también consiguió su doctorado en Astrofísica, a medias con el Instituto de Astrofísica de Canarias. Después de unos años como investigador postdoctoral en la Universidad de Alicante, se mudó a Reino Unido, en donde trabaja de Investigador Sénior en la Universidad de Cambridge, a medias entre el Institute of Astronomy y Cancer Research UK.Sus áreas de investigación son la estructura de la Vía Láctea, la formación estelar, en especial de estrellas masivas, la instrumentación astrofísica y el análisis de datos, así como la aplicación de éstas a otras disciplinas.
“Biodiversidad”, una de esas palabras que conocemos, nos suena, hasta sospechamos qué significa, pero la tratamos casi de pasada. Nos han dicho que está en peligro, que el cambio climático, la contaminación, la deforestación y otras tantas cosas están arrasando especies como si nada. Pero (con perdón) ¿qué más nos da una especie de rana más o menos? Pues nos da, y mucho. Precisamente para deshacer este entuerto y entender en profundidad qué implica esta pérdida de biodiversidad que estamos viviendo, contamos con la doctora Ana Payo.Ana Payo es licenciada en oceanografía y ciencias ambientales, con un máster biodiversidad y conservación y un doctorado en biodiversidad y actualmente investiga en este mismo campo en la universidad de Aberdeen, en Inglaterra. Su trabajo se enfoca desde la disciplina de la ecología teórica, la dinámica de poblaciones y la modelización por ordenador. Es editora en Frontiers in Marine Science. Ha ganado numerosos premios durante su formación académica y por su labor investigadora.Aparte es integrante del grupo de monologuistas científicos Big Van con quienes ha escrito el libro de divulgación “Si venimos del mono por qué somos tan cerdos”
Según la OMS una de cada 15 personas podría tener una enfermedad rara. Puede parecer contradictorio, pero tiene su explicación. Existen más de 5.000 enfermedades raras en todo el mundo y la cota para considerarlas poco frecuentes es, posiblemente, distinta de lo que crees.
Marte es nuestro hermano rojo. Un planeta misterioso que ha atraído nuestra atención tan pronto como pudimos posar el telescopio sobre su superficie. Su color oxidado es solo una de sus muchas características. Las escorrentías que una vez fueron confundidas con canales construidos por marcianos, el hielo de agua que hay en sus polos, su aparentemente muerto núcleo, sus terremotos. Queda mucho por descubrir sobre este planeta que, en cierto modo, parece una historia alternativa del nuestro, lo que nos habría deparado los hados si todo hubiera sido ligeramente diferente. ¿Es posible que Marte sea un presagio de lo que nos tiene preparado el futuro? Para hablar sobre ello contamos con la geóloga planetaria experta en Marte, Laura Parro.Laura Parro es graduada en geología, máster en procesos y recursos geológicos, doctora en geología, y ha centrado su investigación durante los últimos años en Marte, colaborando con numerosos científicos de la NASA y la ESA. Ha tenido un contrato de formación de profesorado universitario como profesora ayudante de ciencias geológicas de la Universidad Complutense de Madrid y becaria de postgrado en la Residencia de Estudiantes del CSIC. Ha colaborado en radio, concursado con monólogos científicos y hecho divulgación especialmente en YouTube y a través de charlas.
En investigación científica no todo vale. Hace mucho que el progreso desbocado ha encontrado algunos límites éticos que los investigadores salvaguardan. La bioética estudia y prescribe qué y cómo ha de experimentarse. Desde el uso de animales de laboratorio a la edición génica, pasando por cualquier investigación que implique seres humanos. Todo ello deberá pasar por la aprobación de un comité bioético y para hablar de ello en profundidad tenemos con nosotros en este episodio de Noosfera a Lluís Montoliu.Lluís Montoliu es licenciado y doctor en Ciencias Biológicas, especialidad de Genética Molecular. Actualmente es investigador científico del CSIC en el Centro Nacional de Biotecnología e investigador y miembro del Comité de Dirección del Centro de Investigación Biomédica en Red en Enfermedades Raras, del ISCIII. Ha sido profesor honorario de la Universidad Autónoma de Madrid durante 20 años y es el Director del nodo español del Archivo Europeo de Ratones Mutantes. En 2006 fundó Sociedad Internacional de Tecnologías Transgénicas (ISTT) de la que fue su Presidente hasta 2014. Es actualmente Presidente de la Sociedad Europea de Investigación en Células Pigmentarias y Presidente de la Asociación para la Investigación Responsable e Innovación en Edición Genética además de miembro de las juntas directivas de diversas sociedades científicas adicionales internacionales y nacionales. Es el Presidente del Comité de Ética del CSIC y miembro del panel de Ética del Consejo Europeo de Investigación en Bruselas. Es promotor e impulsor del acuerdo COSCE por la transparencia en experimentación animal en España. Además de todo esto, también ha escrito varios libros sobre edición genética y sobre albinismo, múltiples artículos, programas de radio y vídeos de divulgación científica, y es coinventor de diversas patentes en el campo.
Desenterrar el pasado no es sencillo, sobre todo cuando no hablamos del siglo pasado, sino de un pasado mucho más remoto. A fin de cuenta todo lo que nos queda son fragmentos de las sociedades que nos precedieron y recomponerlas implica un ejercicio interpretativo que puede hacerse o bien con rigor, o dejándonos llevar por los sesgos con los que ahora vivimos. El papel de la mujer en la prehistoria ha sufrido en gran medida este problema. ¿Eran las relaciones de género como siempre nos han vendido en dibujos, reconstrucciones e incluso artículos científicos? ¿Mujeres recolectoras frente a hombres cazadores? ¿Dónde termina el cliché y dónde empieza la realidad? Para hablar sobre ello, en este episodio de Noosfera hablamos con Marga Sánchez.Marga Sánchez Romero es profesora en el Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada. Fue becaria posdoctoral en el Departamento de Arqueología de la Universidad de Durham, y ha realizado estancias de investigación y docencia en las Universidades de Bergen, Helsinki, Cambridge, Hull, La Habana, Comahue, Lujan, Los Lagos y la Universidad Autónoma de Puebla. En la actualidad es la IP del grupo de investigación HUM065 GEA. Cultura material e identidad social en el sur de la Península Ibérica.Actualmente es IP de los proyectos: Pastwomen de la FECYT y Tecnologías del cuerpo. Investigación, innovación y difusión de la (Pre)Historia de las Mujeres. BodyTales.También colabora activamente con la Unidad de Cultura Científica de la Universidad de Granada; radio, televisión y charlas. Ha ganado numerosos premios tanto por esta faceta como por su trabajo académico.Es presidenta de la Asociación Española de Investigación en Historia de las Mujeres (AEIHM), vicepresidenta de AMIT-Andalucía y miembro del Comité de dirección de la Society for the Study of Childhood in the Past, y de la Comisión Técnica del Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera.
No conocemos ningún indicio de vida fuera de la Tierra, eso es una realidad. Los platillos volantes que tanto estudian algunos ufólogos no son más que interpretaciones fantasiosas de objetos que, en el mejor de los casos, todavía no están identificados, y en el peor son pájaros, fenómenos meteorológicos o incluso artefactos en la fotografía. Sin embargo, se puede hacer ciencia de la búsqueda de vida e incluso de la búsqueda de inteligencia, pero hay que conocer nuestros límites. Por ejemplo, nuestra tecnología deja una huella que otras civilizaciones podrían ser capaces de detectar ¿Es posible que no seamos los únicos dejando “huellas tecnológicas”? Para hablar sobre tecnomarcadores, que así se llaman, contamos en este episodio de Noosfera con el experto Héctor Socas.Héctor Socas Navarro es doctor en Ciencias Físicas, licenciado en 1995 por la Univ de La Laguna, especialidad de Astrofísica. Realizó su tesis doctoral en el Instituto de Astrofísica de Canarias sobre temas relacionados con el magnetismo solar. Recibió el premio de la Sociedad Española de Astronomía a la mejor tesis doctoral en el bienio 1998-1999. Entre 1999 y 2008 trabajó como investigador en el National Center for Atmospheric Research de EEUU. Ha participado en misiones espaciales (su nombre aparece en la placa de nombres que lleva el satélite SDO) y en los telescopios solares de próxima generación. Entre 2008 y 2018 fue responsable científico del Telescopio Solar Europeo. Actualmente es investigador científico en el Instituto de Astrofísica de Canarias y director del Museo de la Ciencia y el Cosmos de Tenerife.
Está de moda hablar del sistema inmunitario. Que si no reacciona bien contra el coronavirus, que si reacciona de más. Pero solemos hablar sobre él solo cuando queremos echarle algo en cara, y tal vez eso sea un poco injusto. Ha llegado la hora de hablar sobre él en detalle. Partiendo de los conceptos más básicos hasta entender por qué a veces funciona y otras, en cambio, le da por atacarnos a nosotros mismos, o ante una inofensiva mota de polvo. Y para hablar de ello tenemos con nosotros a una experta en la materia, Sandra Medrano.Sandra Medrano Garcia (Burgos, 1990) es Licenciada en Biología, especialidad de Neurobiología, por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesina doctoral en la Universidad Johannes Gutemberg de Mainz, Alemania. Realiza su tesis doctoral en el el grupo Fisiopatología del linfocito T del departamento de Inmunología de la Facultad de Medicina (UCM). Ganó el premio Tesis en 3 minutos en la categoría Ciencias de la salud y colabora y organiza múltiples actividades de divulgación. Tiene un proyecto que se llama Ciencia Cine en el que cuentan ciencia a través de la gran pantalla, además de ir a los colegios a contar inmunología y ser coordinadora de Madrid en Pint of Science.
Un fármaco no aparece por arte de magia. Si entendemos esta afirmación en profundidad, todo lo que significa (y lo que cuesta) encontrar una nueva molécula capaz de tratar una enfermedad, entonces entenderemos cómo funciona realmente la industria farmacéutica. Mientras tanto, estaremos condenados a creernos las leyendas negras sobre cronificar enfermedades y envenenar a la sociedad. Nadie dice que las farmacéuticas sean hermanitas de la caridad, son empresas y por lo tanto tienen intereses económicos que a veces entran en conflicto con su código deontológico. No obstante, todo tiene su límite y en este episodio exploramos muchos de los motivos por los que el mundo de la farmacología funciona como lo hace.
Es sorprendente lo poco que pensamos en el corazón. Al menos en el corazón real, no en el mitológico que inventamos para hacer empalagosos dibujos y regalar a discreción en forma de emojis. Hablamos del corazón de verdad, de esa bomba de sangre llena de válvulas conductos, cámaras y corrientes eléctricas. Su latir nos mantiene con vida, aunque para ser más precisos, hablamos de su buen latir. Las arritmias también son latidos, a veces incluso más trepidantes que la frecuencia cardíaca a la que estamos acostumbrados, y sin embargo son una de las principales causas de muerte en el primer mundo. ¿Qué son? ¿Por qué se producen? ¿Cómo podemos detectarlas? ¿Existe algún tratamiento?Para que nos lo cuente tenemos con nosotros al experto Andreu Climent. Andreu es ingeniero en telecomunicaciones y doctor en electrónica especializado en el área de electrofisiología cardiaca. Andreu es investigador Ramón y Cajal en el Instituto ITACA de la Universitat Politecnica de Valencia y co-fundador de la Spin-off Corify Care. Ha coordinado el Laboratorio de Investigación Traslacional en Cardiología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y ha sido adjunto a la dirección del Centro de Investigación en Red en Enfermedades Cardiovasculares del Instituto de Salud Carlos III.Apasionado de la divulgación científica y del potencial que la ciencia tiene para mejorar la calidad de vida de la sociedad, Andreu es uno de los impulsores de la iniciativa ciudadana “Ciencia en el Parlamento” que tiene como objetivo que la ciencia y el conocimiento científico sea una fuente de información constante para los gestores públicos y con la cual lleva trabajando con el Congreso de los Diputados desde 2018.
¿Las máquinas aprenden? Sabemos que todavía no sueñan con ovejas eléctricas, pero eso de aprender está más en cuestión. Sin duda cuentan con memorias, es más, son capaces de reconocer objetos que han visto aunque se les enseñe una foto diferente de los mismos. Pueden generalizar el concepto perro e identificar a un dálmata aunque solo hayan visto labradores y pastores alemanes. Pueden incluso ir afinando su forma de resolver problemas complejos hasta encontrar una suerte de estrategias óptimas. ¿No es eso aprender? Si acaso, lo que las diferencia de otros seres vivos que sin duda aprenden es su sustrato de silicio. Aunque para entender esto en profundidad, tal vez necesitemos comprender a qué llamamos exactamente “machine learning”.Para responder hemos invitado al doctor en Inteligencia Artificial. Javier Palanca es ingeniero en informática y doctor en informática especializado en inteligencia artificial en el campo de los sistemas multiagente. Investiga en el Instituto Valenciano de Investigación en Inteligencia Artificial. Profesor asociado en la escuela Politécnica Superior de Gandía impartiendo las asignaturas de Informática de Gestión y Programación. Miembro activo de la comunidad de Python en España y co-organizador de la comunidad Python Valencia. Divulgador en distintos medios, con varios años de experiencia en radio, concretamente, divulgando ciencia en una radio deportiva local, que tiene mérito.
El cerebro está hecho de células, pero para entenderlo hace falta comprender su química y también su electricidad. Neuronas chisporroteantes, dirían algunos. Pues eso es exactamente lo que hacen los expertos en electrofisiología. ¿Cómo puede una neurona producir electricidad? ¿Son las únicas células capaces de hacerlo? ¿Cómo conseguimos medir esas descargas eléctricas? ¿Podemos utilizar ese conocimiento para comunicarnos con nuestro cerebro usando electricidad? Las respuestas son fascinantes, porque abren un mundo de posibilidades y dan a la neurociencia un saber diferente al de otras ciencias de carácter biológico. Hablemos de nuestro cerebro, un cerebro eléctrico.Para ello tenemos con nosotros a Liset Menéndez de la Prida, que es graduada en Física, doctora en Neurociencias. Además, ha sido editora del Journal of Neuroscience, Journal of Neuroscience Methods y eNeuro y ha formado parte de los cargos de American Epilepsy Society, la Sociedad Española de Neurociencias y la Sociedad Española de Epilepsia. Actualmente lidera el Laboratorio de Circuitos Neuronales en el Instituto Cajal en Madrid y, por si fuera poco, a sus publicaciones científicas se suma un libro de divulgación del que es autora: La Neurociencia del Espacio y el Tiempo.
loading
Comentarios 
Descargar desde Google Play
Descargar desde App Store