DiscoverComunicados Conferencia Episcopal de Guatemala + Diócesis de EscuintlaA la Diócesis en Semana Santa en relación al #Coronavirus
A la Diócesis en Semana Santa en relación al #Coronavirus

A la Diócesis en Semana Santa en relación al #Coronavirus

Update: 2020-04-05
Share

Description


Monseñor Víctor Hugo Palma, Obispo de Escuintla, da algunas indicaciones pertinentes, sobre la manera en que la Diócesis de Escuintla, celebrará la Semana Santa del año 2020, en relación a la pandemia del #Coronavirus #Covid-19


Anunciamos oh Cristo tu muerte, proclamamos tu resurrección, ven Señor Jesús.


Muy queridos hermanos, especialmente queridos sacerdotes, seminaristas, religiosos y religiosas, agentes de pastoral, especialmente en familias.


Hermanos también de la sociedad de Escuintla, compartimos hoy ese sentimiento que se expresa en la liturgia diciendo: anunciamos oh Cristo tu muerte, proclamamos tu resurrección.


¿Cómo es posible anunciar una muerte, es que la muerte de Cristo es especial, es una muerte que nos trae la vida y por eso añadimos: proclamamos tu resurrección.


Queridos hermanos vivimos la Semana Santa, como Papa Francisco nos ha recordado,. a la que ya hemos entrado, pues ya hemos celebrado este Domingo de Ramos.


Una Semana Santa muy dura. Muy dura porque no podemos tener las celebraciones tan hermosas de siempre, pero dura también por esa pandemia del Coronavirus a nivel mundial.


Para un cristiano esta Semana Santa tiene dos sentimientos: primero la solidaridad, sufrir con el que sufre. En cada uno de los que han muerto por esa enfermedad o de los contagiados o de aquellos que ya comienzan a sentir la pobreza que es un derivado de esta pandemia; mucha solidaridad.


Cristo está sufriendo en el hermano, Papa Benedicto XVI y Papa Francisco nos dicen que la pasión de Cristo se repite en la pasión de cada persona.


Pero también el segundo sentimiento es la esperanza porque, la última palabra, como hemos dicho, la tiene Dios y esa palabra es: «resucitó», ya no está entre los muertos, resucitó aleluya.


La palabra que diremos después de 40 días de no recitarla, alabemos a Yaveh, porque esta historia no terminará mal, terminará bien por la victoria del Señor.


Aún así quisiera queridos hermanos, pues recordar algunos elementos importantes, repito, las normas sanitarias son importantes, quedarse en su casa es la manera comprobada mundialmente por creyentes, por no creyentes para evitar esta enfermedad, quedarse en casa no es sabroso; estamos hechos a la actividad a las agendas a las salidas a las entradas, hay quien sale solo por dar una vuelta, hoy no se puede y no se debe moralmente, no expongamos a los ancianos a los niños, trayendo la enfermedad a nuestra casa; hay tantas normas sanitarias que sobran, me permito hacer referencia a ellas.


Con llevar sobre todo pues esa responsabilidad moral hermanos, de no pecar de acaparamiento, hay quienes se están aprovechando de esta pandemia de forma terrible, es un pecado de los más grandes, porque el mundo muere, está herido y hay quién está haciendo dinero en esta desgracia, como siempre sucede, no ser factores de esperanza.


Me decía una persona, ahora ya no estamos enviando tantos mensajes, estamos cansados, nos cambió el humor.


Tu sigue mandando mensajes aunque sea a través del teléfono, mensaje de esperanza y de solidaridad, visita, saluda de lejos por lo menos a tu hermano.


Quisiera recordar algo que es fundamental, no tendremos ninguna celebración en grupo en presencia de personas en Semana Santa.


Todas las celebraciones que manda la liturgia se van a realizar a puertas cerradas, el Papa nos da ejemplo, ustedes lo han visto por los medios, viviremos sin embargo, sin ir a la Iglesia templo parroquial, si en la Iglesia doméstica, la Iglesia de tu casa, también es una Iglesia hermanos.


Un Domingo de Ramos que ya hemos celebrado sin ramos, pero ya les hemos pedido que hayan tomado alguna planta, alguna flor y llamen a los niños y díganles: mira, el Señor entró con estos ramos.


Ponerle en un lugar especial, ya dimos la bendición virtual por lo menos, a estos ramos, mantener ese signo de esperanza.


¿Qué va a pasar adelante? estos días puede seguir las transmisiones en la radio católica, el internet, los canales amigos.


Llegamos a Jueves Santo. Jueves Santo se había dicho a los sacerdotes que donde fuera posible hicieran una pequeña procesión con el Santísimo, no es Corpus. No se pueden hacer alfombras, altares, mucho menos ir todos como siempre vamos, atrás del Señor, será el sacerdote que pase, si puede o tal vez no puede hacerlo, en algunas calles.


Pienso que será difícil en la cabecera, en las grandes poblaciones como Santa Lucia, en fin, teníamos la idea de poder dar la bendición desde el aire, pero con las nuevas prohibiciones, nada de eso se puede.


Estemos atentos, pero no salgamos de nuestra casa, desde la puerta de tu casa si puedes y te enteras que va pasando el Señor, pues saludar con un pañuelo blanco, con una flor, pero no podemos hacer grupos de personas.


Se trata de participar de la cena del Señor en la noche de el Jueves Santo. Que hermoso sería tomar ese cuadrito que tienes de la Última Cena, un católico ha de tener el cuadrito de la Última Cena, en su casa y ponerle una veladora.


Aquella escena, ese día no podremos hacer la comunión física, sacramental, pero si la comunión espiritual y esa noche hermanos no habrá lavatorio de pies, pero lavar los pies es servir al hermano, busca un servicio especial en tu casa este día, sirve al anciano, al enfermo y sobre todo has oración por los sacerdotes, porque esa noche Cristo estableció, la Eucaristía, el mandamiento del amor que es servicio y el sacerdocio.


¿Qué pasará el Viernes Santo, no tendremos esas magníficas procesiones, de manera que escuchemos por la radio el Víacrucis que se va a transmitir en todas las parroquias, desde las 9 de la mañana. Víacrucis virtual pero Víacrucis válido espiritualmente. Acompañemos al Señor también en la televisión, habrá muchas transmisiones.


Yo he pedido que se pongan marchas de Semana Santa en las parroquias, a veces nos encontramos predicadores no católicos, que están ahí pues diciendo cosas extrañas, nosotros recordemos al Cristo que va con su Cruz la tarde del Viernes Santo, tampoco tendremos esas hermosas procesiones.


Busca una Cruz, a las tres de la tarde pon esa Cruz en tu casa, en un lugar visible y ponle una vela o dos velas, siempre con mucho cuidado. Es el momento de pensar que la salvación vino de la Cruz, de manera que honremos la Cruz hermanos, no podemos besar la Cruz Santa el viernes, pero si venerar la Cruz ese día Sábado Santo, día de silencio siempre lo hemos pedido. Ahora ya no se puede ir a la playa no se puede ir al río, estemos en casa en silencio, orando por nuestros difuntos, porque el Sábado Santo es cuando Cristo bajó a los infiernos y rescató a los que no habían sido rescatados.


¿Qué vamos a hacer hermanos en la Vigilia Pascual, bueno encender una vela, apaga la luz de tu casa y enciende una vela o dos velas y cuando los niños te pregunten por qué encendemos velas y no la luz, pues porque Cristo luz venció la oscuridad, enciende una vela ponle flores a esa vela.


El Domingo de Pascua, ese día pues sí por lo menos de palabra felicitémonos unos a otros queridos hermanos y que todo esto llegue pues a tal vez quemar algunos cohetes en la mañana de Pascua, sé sonarán las campanas, se están sonando todos los días a las doce, porque Cristo venció a la muerte.


Que sea una Semana Santa de solidaridad. Entrate a la cuarentena sin quererlo, que salgas de la cuarentena mejor, más humano, más cristiano.


Siempre decimos «no tengo tiempo para orar», ahora lo tienes, ahora lo tenemos.


Queridos hermanos preparémonos, porque desde ahora se prevén algunas colectas de solidaridad, los sacerdotes también, pues qué bueno sería que les apoyaramos también para su propio sostenimiento, pero habrán también para los más pobres.


Esta pandemia nos asegura una pobreza que tardará varios meses en volver a reactivarse, caerán las remesas caerán muchas cosas, pero que no decaiga el ánimo, porque esta historia termina bien, con la Pascua de Resurrección del Señor.


El domingo 12 de abril, toda América Latina se va a consagrar a la Virgen de Guadalupe, elevaremos algunas vejigas aquí desde Catedral el domingo a las 12, aunque la situación sea un poco todavía de encierro.


La Virgen de Guadalupe nos dice ¿acaso no estoy yo aquí que soy tu madre?, estemos atentos a este domingo 12 de abril.


Y a María Santísima le encomendamos desde ahora esta situación que vivimos y lo hacemos con confianza, porque ella es Madre de la Iglesia, salud de los enfermos y patrona de nuestra tierra de Escuintla, a la Inmaculada Concepción le decimos:


«Bajo tu amparo nos acogemos Santa Madre de Dios,

no desprecies nuestras súplicas en nuestras necesidades,

antes bien líbranos de todos los males

oh Virgen Gloriosa y bendita,

así sea.


Les bendiga a todos el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Amén


Comments 
00:00
00:00
x

0.5x

0.8x

1.0x

1.25x

1.5x

2.0x

3.0x

Sleep Timer

Off

End of Episode

5 Minutes

10 Minutes

15 Minutes

30 Minutes

45 Minutes

60 Minutes

120 Minutes

A la Diócesis en Semana Santa en relación al #Coronavirus

A la Diócesis en Semana Santa en relación al #Coronavirus

Monseñor Víctor Hugo Palma Paúl